El magistrado del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), Orlando Ceballos, reiteró el jueves, que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) carece de facultades para anular sentencias y resoluciones constitucionales, y enfatizó en que el dictamen 084/2017, de reelección del Presidente, es de cumplimiento obligatorio.

«La Corte Interamericana no es una instancia de casación, la Corte interamericana no tiene facultades para anular las sentencias ni las resoluciones que se emiten dentro de cualquier Estado, entonces estos son los alcances que está establecido en la Convención Americana», manifestó Ceballos.

El Magistrado reiteró su posición a seis días de que la instancia internacional revise la sentencia de repostulación indefinida de Evo Morales. En la reunión participarán la Fundación Observatorio de Derechos Humanos y Justicia, la Fundación de los Derechos Humanos y el Estado de Bolivia.

La Misión Permanente de Bolivia ante la Organización de Estados Americanos (OEA) confirmó la audiencia que la CIDH fijó para el 5 de diciembre para tratar el tema de la repostulación, y aclaró que en ese tipo de instancias el organismo no adopta decisiones.

SUCRE/Agencias

Tu comentario