Robert Blanco, directivo de Destroyers fue electo para la vicepresidencia de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), en representación del sector del profesionalismo. La elección se realizó este viernes en la ciudad de Cochabamba donde los representantes de los clubes de Bolívar, Oriente Petrolero, Guabirá y Sport Boys decidieron abandonar la reunión pues calificaron de ilegal la habilitación del dirigente canario.

La reunión debía comenzar a las 10:00, pero sufrió un retraso debido a que el directivo de Guabirá, Rafael Paz (el otro candidato) pidió la palabra para hacer conocer su posición al respecto, además de puntualizar que Blanco no podía ser habilitado porque no cumplía con las normas del estatuto, pero no fue atendido en su posición y decidió dejar las instalaciones de la FBF.

«La elección fue por 10 votos, cumplimos la normativa. Fue un acto sencillo en el que hubo debate, eso es bueno, quiero aclarar que la Federación siguió los pasos procedimentales como se exige desde la convocatoria hasta las elecciones, fuimos cuidadosos para no crear susceptibilidades. Conmebol estuvo presente, que además exige transferencia y que sea democrático», aseveró César Salinas, presidente de la Federación Boliviana de Fútbol.

Por Blanco votaron los representantes de los clubes, San José, Universitario, Nacional Potosí, The Strongest, Blooming, Real Potosí, Royal Pari, Destroyers, Wilstermann y Aurora, en tanto que Bolívar, Oriente Petrolero, Sport Boys y Guabirá dejaron la reunión.

COCHABAMBA/APG

Tu comentario