El presidente de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), Franklin Gutiérrez, llegó este viernes a las 05.00 a la localidad yungueña de Tajma para velar a su hijo y enterrarlo esta tarde a las 16.00 en el cementerio de la localidad. El niño de 21 meses de edad falleció el miércoles a causa de una depresión por la ausencia de su padre.

Compungido y con lágrimas, Gutiérrez dijo: “agradezco a toda la gente que está acompañando a mi esposa, a mi mamá y a toda mi familia” después se refirió a la negativa del juez de darle la detención domiciliaria e indicó  “siempre nos observan una u otra cosa, ya no sé qué pensar de la justicia, pero vamos a seguir intentado”.

Después agregó “no he hecho daño a nadie” y  de inmediato los policías de su custodia pidieron a los periodistas presentes retirase por respeto a los dolientes.

En la afueras de la vivienda de Gutiérrez por lo menos un centenar de personas acompañaban el velorio con rezos y también algunas pancartas de apoyo al dirigente cocalero. Según uno de los vecinos para el entierro del niño llegarán delegaciones de todos Los Yungas.

Gutiérrez cumple detención preventiva en el penal de San Pedro, acusado de ser el autor intelectual de la muerte de un policía en agosto pasado en la localidad yungueña de La Asunta.

LA PAZ/Fides con información de FM Bolivia

Tu comentario