Los destituidos jueces, Roberto Mérida y Gladys Guerrero anunciaron el viernes, por separado, una demanda penal en contra de la exjuez Patricia Pacajes por el delito de calumnia, pues ella los denunció por consorcio de jueces y fiscales, acusación que según dijeron es falsa.

«Patricia Pacajes es una persona desacreditada, que no goza de absoluta credibilidad para nada y toma el lujo de calumniar y difamar a la gente», señaló Mérida.

Pacajes denunció ante la representación distrital del Consejo de la Magistratura a Mérida y Guerrero, además de la exfiscal Susana Boyan, por formar un consorcio en el caso del bebé Alexander.

Por su parte, Guerrero indicó que la denuncia en su contra la conoció por los medios de comunicación y no fue notificada por la representación Distrital del Consejo de la Magistratura.

«Tomando los recaudos que franquea la ley interpondremos un proceso penal contra la persona que está emitiendo datos falsos, acusando y señalando difamaciones», señaló.

LA PAZ/Agencias

Tu comentario