En el ayllu Chayantaka en el norte de Potosí, dos ladrones de vehículos fueron lapidados el miércoles y después de permanecer desde el lunes como prisioneros de los comunarios. La Policía trató de rescatarlos y no consiguió su objetivo por la resistencia de los pobladores.

Los dos ladrones fueron encontrados robando dos vehículos, tipo Noha, en cercanías de la población de Sacaca el pasado lunes, fueron capturados por un policía a denuncia de una de las víctimas. Los ladrones eran traslados a Uncía, pero fueron interceptados por comunarios  del ayllu Chayantaka los cuales se llevaron para juzgarlos en la “justicia comunitaria”.

Una vez en el ayllu Chayantaka, los dos delincuentes fueron golpeados y después estuvieron atados desde la tarde del lunes hasta este miercoles cuando fueron asesinados.

Cerca de la 10.00 de la mañana un grupo de policías trato de liberarlos y llevarlos a Uncía, pero los comunarios se negaron con el argumento que «por segunda vez fueron encontrados robando y no había ninguna seguridad»  más tarde el representante del Defensor del Pueblo intento hablar con los dirigentes de los ayllus , pero también fue conminado a retirarse.

Una vez que fracaso el dialogo cerca alas 11.00 los dos ladrones de vehículos fueron lapidados y uno de ellos agonizó por mas de media hora.

Los cuerpos fueron entregados a la Policía cerca a las 12.00 y ahora se encuentran en la morgue del hospital Madre Obrera de Llalagua.

Los cadáveres corresponden a: Alex Quispe (19) y José Luis Ibarra (16), quienes llegaron hace una semanas de las ciudades de Potosí y Cochabamba.

LLALLAGUA/Fides

Tu comentario