Las empresas subcontratadas por la constructora Corsan Corvian ganaron un juicio coactivo en contra de la empresa española, que abandonó la construcción de la carretera Ixiamas-San Buenventura, y existe una orden judicial para que tanto la Administradora de Carreteras de Bolivia (ABC) y el Banco Mundial cancelen 17 millones de bolivianos, informó Alejandro Ortega abogado de los 74 subcontratistas.

“Nosotros luego de realizar un trámite judicial hemos obtenido una sentencia favorable para 74 familias, la cual establece el pago de 17 millones de bolivianos, los mismos que deben ser cancelados por la ABC, a través de los remanentes de los desembolsos de la planillas, que se adeuda a Corsan Corvian, y deben hacer la cancelación inmediata”, sostuvo Ortega.

Las empresas subcontratadas obtuvieron la orden judicial en octubre pasado.

El abogado explicó que al momento la empresa ABC, les habría indicado que quien debería realizar el desembolso del monto adeudado es el Banco Mundial, y es precisamente esa entidad la que estaría realizando la demora en el desembolso de lo que se debe a las 74 empresas que trabajaron para la española Isolux Corsan Corvian.

LA PAZ/Fides