El fiscal Departamental de La Paz, Willam Alave, informó el viernes que Susana Boyan, quien estuvo cargo del caso Alexander y acusó a Jhiery Fernández de la muerte del bebé, renunció al Ministerio Público.

“Boyan en su carta solo indica que la renuncia a su cargo es por razones personales. La carta es remitida al Fiscal General, para que la acepte y después la Fiscala entregue sus activos fijos y se desvincule del Ministerio Público”, explicó Alave.

La exfiscal Boyan fue transferida en horas pasadas a la Unidad de Control Biométrico de La Paz al área de ventanilla y atención al público.

Sobre el cambio de funciones Alave dijo “no es ninguna degradación o bajarla de nivel, se le ha mantenido su nivel salarial, su cargo de Fiscal de Materia. El cambio es parte de la readecuación del Ministerio Público de La Paz y los cambios se dan en todas las áreas”.

La pasada semana el exfiscal Departamental, Edwin Blanco, fue también trasladado al Unidad de Control Biométrico y después de un día en su nueva función renunció.

Boyan fue la encargada de investigar  el caso Alexander desde 2015 y fue la Fiscal que no consideró las pruebas presentadas a favor de Jhiery Fernández y pidió la pena de 20 años de cárcel para el médico y después apeló la sentencia de la exjuez Patricia Pacajes y exigió una condena de 30 años.

La exfiscal también fue la que ordenó la encarcelación del periodista, Carlos Quisbert, cuando investigaba el caso del bebé Alexander.

LA PAZ/Fides

Tu comentario