El Tribunal Segundo de Sentencia determinó otorgar este viernes al médico Jhiery Fernández la libertad pura y simple y revocó la detención domiciliaria determinada hace un mes.

“Ya puedo caminar libre por las calles, ya puedo movilizarme por el país” y después agregó que realizará un viaje a la ciudad de Oruro de donde es oriundo.

“Todavía falta, hay una sentencia que pesa sobre mí y hay que luchar todavía, no estoy solo, estoy con la familia”, indicó mientras descendía por la escaleras del Palacio de Justicia acompañado de familiares y amigos.

Relató que la presentación del contrato de trabajo en el hospital de Cotahuma fue uno de los factores que impulso a los jueces a darle la libertad.

Fernández fue acusado de la muerte del bebé Alexander en diciembre de 2014, sin que exista ninguna prueba que lo inculpe. En marzo pasado el Tribunal Décimo de Sentencia lo condenó a 20 años de cárcel acusado de homicidio.

LA PAZ/Fides

Tu comentario