El expresidente, Carlos Mesa, envió una carta al vicepresidente Álvaro García Linera, en el que le pide poder exponer su defensa ante el pleno de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) por las acusaciones en su contra por el caso Lava Jato en Bolivia.

“Dado que con relación a mi persona y algunos de mis ex colaboradores la Presidenta de la Comisión Especial ya levantó la reserva de esta investigación, anticipando falsas incriminaciones, considero imprescindible para el conocimiento de la verdad y el interés público del país comprometido en este caso, que la ALP antes de adoptar una decisión sobre este informe, me permita exponer y desarrollar en el Pleno (mis) elementos de juicio, que fueron deliberadamente omitidos en el trabajo de esta Comisión y que surgen inequívocamente del propio informe ‘Castillo de Arena’ de la Policía Federal del Brasil”, indica Mesa en su mensaje.

El actual candidato del Frente Revolucionario de Izquierda (FRI) también sostienre: “es un absurdo lógico y jurídico afirmar que un contrato ha sido asegurado o amarrado con un soborno adelantado por el sobornador cuando este contrato no ha sido cumplido ni ejecutado un milímetro, no se ha efectuado ni un sólo desembolso y ha quedado sin efecto porque no se obtuvo el financiamiento de contraparte de la garantía y el 20 % del total de la obra, que expresamente estuvieron previstos en el propio contrato a través de una cláusula de condición suspensiva”.

“Esto es lo que ocurrió en mi gestión de gobierno con la construcción del camino Roboré – El Carmen, contrato que quedó sin efecto, con cero ejecución y desembolsos, porque no obtuvimos el financiamiento requerido como contraparte”, añade.

También señala que el informe de la investigación del caso “Castillo de Arena” de la Policía Federal del Brasil establece que los supuestos sobornos fueron pagados entre el mes de septiembre de 2005 y el mes de agosto de 2008, que corresponde a las gestiones de Eduardo Rodríguez Veltzé y Evo Morales.

LA PAZ/Agencias