Rescatistas recuperaron el sábado los cuerpos de 14 personas que fallecieron en medio del incendio más devastador registrado en la historia de California, según informaron las autoridades locales.

«Hoy fueron localizados 14 cuerpos adicionales, lo que lleva el número total a 23», dijo en una conferencia de prensa Kory Honea, sheriff del condado de Butte, donde se encuentra la localidad de Paradise, la más afectada por las llamas.

El incendio llamado «Camp Fire» comenzó el jueves en la mañana y, hasta el inicio del sábado, había arrasado 40.500 hectáreas. En ese momento sólo estaba contenido en un 20%, informó el Departamento de Bomberos de California (Cal Fire), que estimó que se necesitarán tres semanas para controlar totalmente el avance de las llamas.

Unos 3.200 bomberos trabajan en la contención del fuego, y tres de ellos han resultado heridos.

Aunque aún no se ha establecido una causa oficial del origen del siniestro, según informa el diario local Sacramento Bee, los responsables del suministro eléctrico local informaron a las autoridades estatales que se produjo un corte de luz cerca del lugar donde se originó el fuego.

Tomado de Emol

Tu comentario