El Tribunal Primero de Sentencia de El Alto determinó este martes sentenciar a 10 años de prisión a Wilma M., acusada de haber quemado a su hijo de siete años con agua hervida, por este hecho se le siguió el juicio penal por lesiones graves y tentativa de infanticidio.

Según un boletín del Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional, la juez Sandra Rojas Salinas determinó que la madre cumpla la sentencia en el Centro Penitenciario Femenino de la zona central de Miraflores de La Paz.

El niño que fue agredido por la madre estuvo con 35 días de impedimento por las quemaduras de primer, segundo y tercer grado. La progenitora se sometió a un juicio abreviado.

La directora general de la Niñez y Personas Adultas Mayores, Ninoska Durán, ratificó que la posición de la cartera de Estado es preservar la protección integral de los derechos de las niñas, niños y adolescentes.

“Reprochamos actos crueles y cobardes que lastiman a niñas y niños indefensos. Es deber del Estado, la familia y la sociedad en general defenderlos, protegerlos y restituir sus derechos”, manifestó.

LA PAZ/Fides

Tu comentario