El Concejo Municipal de la ciudad de El Alto armó una mesa de Todos Santos para recibir a las almas que perdieron la vida en la masacre de octubre de 2003. (Concejo Municipal)

Este medio días miles de bolivianos recordaron a sus seres queridos que dejaron el mundo terrenal y los recibieron con una mesa tradicional de la fiesta de Todos Santos, con las características t’anta wawas, según indica la tradición.

Por la tarde algunas personas comenzaron a visitar las tumbas de sus familiares que fallecieron, otros participaron de las misas que se realizaron en diferentes iglesias de La Paz.

Los funcionarios de la administración pública trabajaron en horario continuo y para este viernes se tiene previsto el feriado nacional.

En la urbe paceña, en el Cementerio General se habilitaron las nueve puertas que tiene el recinto, según informó el administrador, Ariel Conitzer.

Hasta mañana se pretende recibir entre 35.000 y 45.000 visitantes. “Todo se desarrolla con normalidad hasta el momento, sólo pedir a la gente que cuide los jardines, son espacios verdes que han sido remodelados y deben ser protegidos”, indicó.

LA PAZ/Fides

Tu comentario