La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) a recomendó a la población  y autoridades bolivianas a tomar previsiones ante el tráfico de LSD y el comercio ilícito de nuevas sustancias psicoactivas (NSP) o drogas sintéticas.

La UNODC participó como observador de la incineración/destrucción de 395 unidades o dosis de LSD. Esta sustancia fue incautada a un ciudadano de nacionalidad colombiana.

Las unidades de LSD incautadas constaban de papel secante impregnado con esta sustancia controlada, con caricaturas impresas en uno de los lados, de tal manera que podían camuflarse como figuras infantiles. Ésta es una característica de la comercialización de esta droga.

El LSD es una droga sintética alucinógena derivada del ácido lisérgico, un alcaloide que se encuentra en el hongo denominado “claviceps purpúrea”, que crece en el centeno y en otros granos.

El LSD también puede ser encontrado en comprimidos pequeños y cápsulas, así como en láminas finas de gelatina. Generalmente, su consumo es por vía oral, pero también puede ser consumida por otras vías como la ocular. El LSD es una de las sustancias alucinógenas más potentes que se conoce y está incluida en la Lista I del Convenio sobre Sustancias Sicotrópicas de 1971 de las Naciones Unidas.

LA PAZ/Fides con datos de UNODC