El director de la Asociación Boliviana de Agencias de Turismo Receptivo (Abatur), Víctor Quispe, informó el jueves que en 2018 el turismo a Bolivia bajó en un 20% y el interno se incrementó en 15%.

“En este año hemos reducido aproximadamente un 20% desde el año pasado; la situación económica fuera de Bolivia, la situación económica en lo que es Europa, prácticamente desastres naturales que ocurren en otros países han afectado de que los visitantes escojan a Sudamérica y Bolivia como un destino como era hace años atrás”, justificó Quispe.

La caída del 20% del turismo internacional representa una pérdida de más de 20 millones de dólares, principalmente los más afectados son las agencias que ofrecen paquetes internaciones.

“En estos últimos años el turismo nacional va creciendo de una manera increíble. En estos últimos tres años el turismo nacional se ha incrementado cerca al 15% en comparación a años pasados. Este crecimiento hace que las agencias de viajes, los operadores de turismo tengan como una alternativa más de sobrevivencia, ya no el turista extranjero, sino el boliviano”, agregó el director de Abatur.

Los destinos más visitados en Bolivia son: las pampas amazónicas, Salar de Uyuni y la ruta Potosí-Sucre y a nivel internacional son Perú y Chile.

LA PAZ/Fides

Tu comentario