Como parte de su compromiso con la sociedad boliviana, el Servicio General de Identificación Personal (SEGIP) emitió una Resolución Administrativa por la cual se dispone la exención del pago de la cédula de identidad en favor de 79 personas bolivianas que fueron damnificadas por un voraz incendio que se produjo en la población Tomás “Frei Bonn” de la ciudad de Calama Chile.

En el campamento “Frei Bonn” habitan cerca de 1.400 personas. De ese total, el 60% es extranjero, entre bolivianos, peruanos y colombianos, es de esta manera que 79 de nuestros compatriotas entre hombres, mujeres y niños lo perdieron todo y por supuesto el documento más importante, la cédula de identidad. La totalidad de los damnificados fueron evacuados a dos albergues, uno en la escuela 21 de Mayo y otro en el Complejo Polideportivo, ambos ubicados en el mismo municipio.

El gobierno boliviano de manera inmediata prestó socorro a los 79 ciudadanos bolivianos en todos los ámbitos y es en ese sentido que el Servicio General de Identificación Personal consciente de su apremiante necesidad emitió la normativa para proporcionar de manera totalmente gratuita las cédulas a las personas afectadas.

El Director General Ejecutivo del Segip, Marco Cuba, aseveró que “para nuestra institución es muy importante que nuestros compatriotas que han quedado afectados por este incendio, puedan obtener la cédula de identidad de una manera totalmente gratuita, este documento les permitirá comenzar a regularizar su vida”.

Las 79 personas afectadas por el incendio, ya pueden acudir al consulado de Bolivia en Calama y tramitar sus cédulas de identidad en nuestras oficinas donde serán cálidamente atendidos por funcionarios de la institución.

Con estas acciones, el SEGIP muestra su solidaridad con la familia boliviana, que se ve afectada por este tipo de siniestros. En consideración de su Máxima Autoridad Ejecutiva, el facilitar la reposición de los documentos personales es una obligación que se asume para que nuestros compatriotas tengan la posibilidad de reconstruir lo perdido y se convierta en una ayuda para volver a sus actividades de su cotidiano vivir, siendo la cédula de identidad el principal documento para la vida de cada boliviano.

La Paz / Segip