La embajadora de Estados Unidos en la Organización de Naciones Unidas, Nikki Haley,  pidió al secretario general de la ONU, Antonio Gutierres, iniciar una investigación y condenar a las delegaciones de Bolivia y Cuba tras la interrupción a la sesión que protagonizaron ayer durante la discusión sobre presos políticos en Cuba.

  El martes una quincena de diplomáticos de Cuba boicotearon una sesión convocada por Estados Unidos para exponer la situación de unos 130 presos políticos en la isla.

«¡Cuba sí, bloqueo no!», gritaron los diplomáticos durante una horaen la sesión del Consejo Económico y Social de la ONU (Ecosoc) titulada «¿Presos por qué?», impidiendo que la representante estadounidense ante el Ecosoc, Kelley Currie, y el jefe de la OEA, Luis Almagro, pudiesen ser escuchados.

Por estos sucesos, Haley, en una carta a Gutierres enviada ayer. criticó que,debido al comportamiento  «indignante» de las delegaciones de Cuba y Bolivia, el evento diplomático se «convirtió en una escena de turbas y causó un daño significativo a la propiedad de las Naciones Unidas», reportó FoxNews.

«Respetuosamente pido a condenar esta conducta muy poco profesional y requerir a las delegaciones bolivianas y cubanas a pagar por los daños ocasionados», dice la carta.

NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS/Agencias