El “Chumita” falleció este la noche del miércoles. El menor de 13 años de edad, cuya madre aceptó traficar droga para pagar su tratamiento, perdió la batalla contra el cáncer en la ciudad de Montero.

La historia de Fernando se hizo conocida después de que su madre, Claudia S. E., pidió a la justicia de Argentina, donde estaba detenida, que la deje salir para despedirse de su hijo que estaba con cáncer terminal.

El menor era apodado “Chumita” por su parecido con el jugador de fútbol y por su sueño de ser parte del cuadro profesional de Guabirá u Oriente Petrolero.

El menor fue diagnosticado el año pasado con un tumor en una de sus piernas. En octubre de 2017, su madre que se dedicaba a empleada de limpieza decidió viajar a Argentina, donde le pagarían 500 dólares por el traslado de la carga ilegal, pero fue detenida.

Desde entonces, la boliviana estuvo encarcelada en un penal del norte argentino, donde tuvo a una bebé. Durante ese tiempo, “Chumita” se deprimió, le amputaron parte de la pierna y dejó el tratamiento momentáneamente, deprimido por la situación de su madre.

La semana pasada se hizo público el pedido de Claudia para salir de la cárcel y despedirse de su hijo. El Consulado hizo las gestiones y un juez dio permiso temporal a la madre para venir a Bolivia.

“Chumita” pudo reencontrarse con su madre. Poco después falleció. Claudia quedó con tres hijos y la Defensoría del Pueblo gestiona que sea sobreseída en Argentina, al considerar que cometió un delito por necesidad.

MONTERO/Fides y periódicos