Los administrativos de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) comenzaron un paro indefinido a partir de este exigiendo se cumpla con el incremento salarial determinado por el Gobierno en mayo pasado.

“Estamos en una medida drástica, nos hemos declarado en paro indefinido porque no nos han dado una reposición salarial justa. Desde esta mañana se ha cerrado las puertas de la Universidad”, dijo Andy Huanca, representantes de los trabajadores de la UPEA.

Después agregó “hemos seguido todos los pasos como: platera nuestro pedido a la Consejo Universitario, después un paro de 24 horas y hasta llegar al indefinido, sin recibir una respuesta de las autoridades de la UPEA”.

El dirigente advirtió que en caso de que no atiendan sus demandas, a partir del miércoles instalarán piquetes de huelga de hambre en las diferentes unidades académicas de la universidad alteña.

“Si no nos atienden, todos los trabajadores vamos a ir a una huelga de hambre. Desde mañana vamos a instalar algunos piquetes. Esto (la protesta) no es culpa nuestra, es responsabilidad de la Federación de docentes que no atendió nuestras demandas”, agregó.

La protesta causó el rechazo de los estudiantes y docentes, quienes este martes se encontraron con las puertas cerradas de los edificios del centro de estudios.

EL ALTO/Fides