El Ministerio de Justicia presentó este lunes otra denuncia penal en contra el alcalde suspendido de Cochabamba, José María Leyes, su hermana Claudia Leyes; el exsecretario municipal Financiero, Diego Moreno; la directora de Contrataciones, Carolina Ayala y José Miguel Padilla Parada, exsecretario municipal de Atención al Ciudadano; por los delitos de uso indebido de influencias, negociaciones incompatibles con el cargo, incumplimiento de deberes y uso Indebido de bienes y servicios del Estado.

«Para efectuar contrataciones corruptas se conformó ‘La Línea’ en casos: de la compra de kardex para desayuno escolar, material deportivo para los plurinacionales, compra de bombas de agua, contratos de mochilas escolares 2016 y 2017 y 2018, cámaras de seguridad y otros”, informó Jiménez en una conferencia de prensa.

Según Jiménez, la denuncia se sustenta en declaraciones de 11 funcionarios municipales investigados en los casos denominados ‘Mochilas I y II’. Agregó que según la investigación preliminar se determinó que la red de corrupción tenía como sede de operaciones una oficina en el piso 8 del edificio Business Center, amoblada con fondos municipales y la Casa de los demócratas.

«Les decían que si el alcalde pide elefante azul, ustedes tienen que sacar elefante azul y si no hacen caso a la línea que se les está dando, por muy irregular que sea, (se les daba) amenazas incluso del señor Moreno, que en términos calificativos (decían que) él era un tipo que con las personas leales podía ser cordial y que podía ser totalmente terrible con aquellos que no se comporten a la altura de lo que se está pidiendo», agregó el viceministro.

La hermana del alcalde Leyes no es funcionaria municipal, por lo que no puede ser denunciada por los mismos delitos, según la autoridad es representante de Unidad Demócrata (UD) ante el Tribunal Departamental Electoral.

El alcalde Leyes y el exsecretario Padilla cumplen detención domiciliaria por el caso “Mochilas I”.

COCHABAMBA/Fides

Tu comentario