Los enfermos con cáncer y sus familiares protestaron el mediodía del lunes en la puerta de la  Casa Grande del Pueblo, exigiendo la restitución del servicio de radioterapia en el hospital de Clínicas, la compra de un acelerador lineal y una reunión con el presidente Evo Morales. La protesta fue reprimida de forma violenta por un grupo de policías antimotines.

“No tenemos profesionales, no tenemos equipamiento, no tenemos medicamentos, ahora se ha cortado el tratamiento de radioterapia, necesitamos atención inmediata para nuestros hermanos, están muriendo muchos hermanos en espera de su tratamiento. Queremos que de una vez sean atendidos nuestros hermanos con cáncer, pedimos tanto al gobernador de La Paz, al Sedes, a nuestras autoridades centrales que nos puedan atender, queremos una audiencia con el presidente para que nos escuche, para que vea como su gente está sufriendo”, explicó Rosario Calle, representante de los enfermos con cáncer.

Los manifestantes realizaron una marcha de un par de cuadras, para después una arenga de uno de sus dirigentes, intentar subir las gradas hasta el ingreso al edificio presidencial. El momento que comenzaron la subida fueron reprimidos por la fuerza policial, que después de reducirlos, los llevó hasta una cuadra de la construcción gubernamental.

La crisis de los enfermos de cáncer se profundizó y se hizo pública en abril pasado, cuando la Gobernación de La Paz y el Ministerio de Salud determinaron cerrar la Unidad de Radioterapia del hospital de Clínicas, por el mal estado de los equipos y una cadena de corrupción de médicos y auxiliares.

Desde esa fecha tanto el Gobierno como la Gobernación de La Paz anunciaron una serie de medidas, que no satisfacen a los enfermos con cáncer. El Gobierno anunció la construcción de un hospital oncológico en la ciudad de La Paz que debe ser entregado el 2020.

LA PAZ/Fides

Tu comentario