Nader Ali Sabori de 44 años, un piloto iraní, partió del aeropuerto Jorge Wilstermann de Cochabamba y llegó al aeropuerto Silvio Pettirossi en Asunción, Paraguay. Llevaba documentos falsos, las autoridades paraguayas recibieron una alerta del gobierno de Estados Unidos, lo detuvieron y se dictaminó que sea expulsado del país por lo que fue entregado a los agentes norteamericanos.

El registro de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac) indica que Sabori tiene revocada su licencia de piloto desde el 2006. Incluso, posee una condena en Estados Unidos ya que su prontuario indica que se apropiaba de los datos de otros pilotos para volar de forma irregular.

Al llegar a Paraguay en el aeropuerto internacional Silvio Pettirossi, se procedió a abrir la aeronave y el fiscal Hugo Volpe observó que en el interior no había nada llamativo.

El iraní fue llevado a Estados Unidos en su máquina pilotada por un agente de la DEA, ya que la nave es de fabricación estadounidense, aunque no tiene licencia.

ASUNCIÓN DEL PARAGUAY/Agencias

Tu comentario