La familia del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada emitió este lunes un comunicado para aclarar que la demanda por daños y perjuicios no fue planteada contra de las víctimas de la masacre de octubre de 2003.

“Los abogados de la defensa de Sánchez de Lozada han presentado un memorial exigiendo que los abogados acusadores —que pertenecen a una firma de abogados que factura cientos de millones de dólares— cubran una parte menor de los gastos judiciales incurridos durante el juicio (civil)”, cita el documento.

Esta aclaración surgió después de que el representante de las víctimas de la masacre de 2003, Patricio Quispe, informó que la defensa de Sánchez de Lozada y del exministro Carlos Sánchez Berzaín presentaron una “contrademanda” contra esta organización que impulsó un juicio civil en Estados Unidos contra ambas exautoridades.

En el juicio civil, en una primera instancia se falló a favor de las víctimas y se ordenó a las exautoridades pagar una indemnización de $us 10 millones. Sin embargo, en mayo el juez James Cohn revirtió la decisión.

WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS/ Agencias

Tu comentario