A solo horas de que se conozca el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre la demanda marítima, el vicepresidente Álvaro García Linera ratificó que Bolivia respetará el veredicto independientemente del resultado.

“Bolivia va a acatar sea cual sea el fallo, estamos confiados que va a ser positivo, pero independientemente de eso, Bolivia va a acatar el fallo porque somos respetuosos del derecho internacional y de la convivencia (pacífica) entre los pueblos (porque, además, en la actualidad) el lenguaje es la negociación”, dijo García Linera en una entrevista concedida al programa “Esta casa no es hotel”.

El 24 de abril de 2013, Bolivia presentó una demanda ante la CIJ para obligar a Chile a negociar, de buena fe, una salida soberana al mar y el fallo de este proceso será revelado mañana, a las 09.00, hora boliviana.

El agente chileno ante la CIJ, Claudio Grossman, aseguró que espera el veredicto con tranquilidad “porque lo que está en juego no es ni la integridad territorial de Chile ni su soberanía”.

Sebastián Piñera, presidente de Chile, agregó que los “países honorables” sólo se limitan a cumplir los tratados. Por tanto, nosotros “vamos a mantener el diálogo abierto (con Bolivia), pero por supuesto cumpliendo y exigiendo el cumplimiento de los tratados que fijaron nuestros límites en forma clara y categórica”, manifestó.

Ante ello, García Linera consideró que si Chile se niega a acatar la resolución del tribunal, “se quedará al margen de la comunidad internacional, porque los fallos de la Corte Internacional son de cumplimiento obligatorio”.

“La CIJ es el máximo tribunal del mundo, por encima de este tribunal no hay otro tribunal, no hay algo que pueda dirimir o que pueda ser objeto de nueva consulta, y oponerse a un fallo de la CIJ sería oponerse a la comunidad internacional. Eso sería todavía una derrota pero para el gobierno chileno porque se convertiría en un paria diplomático, en un paria de la comunidad internacional”, apuntó la autoridad boliviana.

LA PAZ/Agencias

 

Tu comentario