El médico Jhiery Fernández debió ser liberado a primera sospecha de que él no fue quien abusó al bebé Alexander, dijo este miércoles el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilfredo Chávez.

“Existiendo una sola duda debería libarse al encausado, esa es la regla en derecho penal, pues la duda le favorece al reo”, declaró este miércoles en la red Unitel.

La pasada semana, la ex jueza Patricia Pacajes, en un audio publicado, admitió que condenó a 20 años de prisión a Fernández sin contar con pruebas científicas que demuestren la culpabilidad del galeno.

En tal sentido, Chávez indicó que desde un inicio no se respetaron los derechos fundamentales del médico, en especial el derecho a la presunción de inocencia. Además, detalló que los fiscales del caso no recabaron toda la evidencia del caso por lo cual no hubo objetividad en la etapa de investigación.

“(La Fiscalía) tiene el deber constitucional de perseguir la acción penal, de investigar, de promover la acción penal, y en esa promoción de la acción penal debe respetarse los procedimientos, el principio de legalidad y eso es lo que aparentemente no se ha cumplido de inicio en este caso y da pie a que todo el caso tenga seria duda”, agregó.

Una vez conocida las irregularidades que se cometieron el caso Alexander, el Ministerio Público insiste en que Fernández es la persona que vejó sexualmente al infante, puesto que era el único varón que se encontraba en el hogar Virgen de Fátima.

Chávez afirmó que no se acusa a alguien por aproximación geográfica, sino debe haber varias evidencias que demuestran la responsabilidad del acusado en delito del cual se le sindica.

LA PAZ/