El presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, volvió a descalificar a los activistas que exigen el respeto al voto del 21F y esta vez porque gritaron “Bolivia dijo No” en los actos protocolares de la efeméride departamental de Santa Cruz.

“Uno viene con toda la sencillez y cariño a rendir su homenaje (a Santa Cruz), pero a otra gente creo que no le importa ni Santa Cruz ni Bolivia, solamente le importa sus intereses personales y esta intolerancia fascistoide, pero son minoría”, sostuvo.

Esta mañana, García Linera participó de los actos oficiales que se realizaron en la plaza 24 de Septiembre de la ciudad de Santa Cruz en medio de gritos de “Bolivia dijo No”, después de que varias personas lograron ingresar hasta ese sitio pese al gran despliegue policial.

“Pero miren, ha entrado (a la plaza) toda la gente que ha querido, ojalá que hubieran entrado con la voluntad de rendir homenaje a Santa Cruz y no (a) mostrar su cara intolerante y fascistoide”, insistió la autoridad gubernamental.

La Policía tomó la plaza 24 de septiembre e impidió el ingreso de público que estaba acostumbrado a asistir a la celebración en el sitio histórico. La representación del Comité Cívico Pro Santa Cruz abandonó la ceremonia en protesta de la actitud de las fuerzas policiales.

SANTA CRUZ/Fides y agencias

Tu comentario