La Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP) exige a las autoridades judiciales el respeto a la Ley de Imprenta que protege el secreto de la fuente periodística, y lamenta que un fiscal intente vulnerar una norma para conocer el origen de un documento de audio que revela el encarcelamiento irregular del médico Jhiery Fernández, por la supuesta violación a un bebé.

La organización que representa a los medios impresos y una agencia de noticias alertó a través de una nota de prensa de los frecuentes intentos de quebrantar la norma que protege el trabajo periodístico. Según sus registros, desde 2014 se observa con preocupación los intentos de afectar un principio vigente desde 1925.

El pronunciamiento se solidariza con el equipo de prensa de la red de televisión ATB que recibió la petición de la Fiscalía.

La asesora legal de la ANP, Mabel Antezana, recordó que la Declaración de Principios sobre la Libertad de Expresión adoptada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), establece en su numeral 8 que todo comunicador social tienen derecho a la reserva de sus fuentes de información. La disposición es concordante con el artículo 106 de la Constitución Política del Estado (CPE) que establece que “El Estado garantiza el derecho a la comunicación y el derecho a la información”.

“Estos principios protegen al periodista que no puede sufrir amedrentamiento y bajo ningún argumento puede revelar la fuente de su noticia”, agregó la jurista.

LA PAZ/Agencias