“Jheiry Fernández no conoció y menos atendió al bebé Alexander, porque cuando ocurrió el hecho se encontraba a dos cuadras del lugar donde dormía era atendido el niño en el hogar Virgen de Fátima”, reveló a radio Fides el abogado del médico Ernesto Nuñez.

“El 13 de noviembre de 06.00 a 06. 30 Jheiry Fernández estaba en el Instituto de Rehabilitación Infantil (IRI) a tres cuadras de donde dormía y era cuidado el bebé Alexander. Para llegar al dormitorio debía salir a la calle e ingresar por la puerta principal, pues la portera recién abre la puertas que comunican a los tres centros infantiles a las 06.30”, explicó el abogado.

Después continuó con su relato: “el doctor Fernández llegó al hogar Virgen de Fátima a las 07.00, después de observar en su celular una llamada pérdida de la enfermera de turno a quien devolvió la llamada y no le respondió”.

Nuñez explicó que “al llegar al lugar, las otras niñeras del hogar Virgen de Fátima le indicaron que se llevaron a un bebé de emergencia al hospital del Niño en una ambulancia del Seguro Social de Caminos y esto consta en la investigación. El doctor Jheiry Fernández nunca vio al bebé Alexander  en ningún lugar”.

El abogado dijo que “en algún momento al ver la nómina del personal de los institutos de la zona de Obrajes que dependen de la Gobernación de La Paz determinaron acusar al personal médico, sin considerar su situación o si tuvieron relación directa con el niño fallecido”.

Al concluir recordó que Jheiry Fernandez trabajaba en el IRI como médico de turno nocturno y como un favor con el personal atendía al hogar Virgen de Fátima.

Fernández está detenido desde noviembre de 2014 y condenado a 20 años de prisión por ser el autor de la violación seguida de muerte del niño Alexander, quien tenía siete meses de vida. Fue abandonado por sus padres y recogido a los días de nacido y entregado al hogar Virgen de Fátima.

LA PAZ/Fides