El canciller chileno, Roberto Ampuero, de gira por Asia, señaló que Chile espera «con mucha tranquilidad» el fallo judicial que lo enfrenta a Bolivia por el proceso de la demanda ante La Haya para lograr una salida al mar.

El ministro aseguró en Tokio que «es muy negativo inyectar y contagiar la política exterior con ambiciones de tipo interno, que son muy legítimas, pero que tienen un efecto negativo sobre las relaciones exteriores», comentó.

Además, lamentó que Evo Morales, que está buscando su reelección, utilice la Guerra del Pacífico para su campaña electoral, pidiéndole al pueblo boliviano que sean «muy responsable en su política exterior» para evitar convertirse en un «rehén» o un «apéndice» de intereses electorales.

«Chile jamás, y los políticos chilenos jamás incorporan elementos de política exterior, en términos como Bolivia por ejemplo, en su campaña», reveló el canciller.

También criticó al presidente de Bolivia ya que para él Morales tiene una política muy contradictoria que «un día ofrece diálogo al presidente Piñera y el mismo día o al día siguiente está hablando de que hay, de que sabe, que sostiene que sabe, que hay sectores del Gobierno chileno que intentan derrocarlo», dijo.

«Esas son aseveraciones livianas, irresponsables, que no corresponden a lo que deben ser las relaciones entre dos países. Siempre es muy contradictorio. Depende del momento en el que se encuentre da a conocer sentimientos y opiniones, subrayo, muy contradictorias», agregó.

La Corte Internacional de Justicia de La Haya dará la lectura de la sentencia sobre la demanda marítima de Bolivia el próximo 1 de octubre.

TOKIO, JAPÓN/Agencias

 

Tu comentario