La celebración cívica de Cochabamba fue escenario de enfrentamiento entre los componentes de las plataformas que defienden el resultado del 21 de febrero de 2016 y militantes del Movimiento al Socialismo (MAS) que apoyan la repostulación del presidente Evo Morales.

En el desfile cívico,  diferentes agrupaciones desfilaron con bandera  con la consigna “Bolivia dijo No”, mientras los funcionarios de la Gobernación gritaban consignas a favor de Morales y su repostulación.

El gobernador de Cochabamba, Iván Canelas fue la única autoridad presente por parte del MAS, pero abandonó el acto.

En más de una oportunidad la Policía intento evitar el ingreso de los activistas contra la reelección, sus intentos no tuvieron el éxito esperado y más bien transeúntes y espectadores se unieron a los militantes del 21 F.

El festejo cochabmbino estuvo marcado por los conflictos entre los defensores del 21 f y los masistas. Estos choques comenzaron en la sesión de honor de la Asamblea Departamental donde una representante del MAS agredió a su colega que le grito al vicepresidente  “Bolivia dijo No”.

 

COCHABAMBA/Fides

Tu comentario