El secretario de organización de la Central Obrera Boliviana (COB), Nicanor Baltazar, expresó este martes sus sospechas de que la muerte de los dos cocaleros en La Asunta a manos de la policía tuvo que ver con un desquite, ya que cinco días antes un oficial murió en una presunta emboscada preparada por los productores de la hoja verde.

“Creo que los policías iban a una revancha, digamos ojo por ojo y diente por diente, creo que esa ha sido la situación, entonces nosotros hemos dicho que se tiene que investigar hasta el final y tiene que haber responsables”, demandó el dirigente.

Después agregó “Pero sin embargo como COB hemos dicho que se debe investigar las tres muertes, del policía y de los tres cocaleros, porque inclusive el primer muerto pudo ser un cocalero. Como COB pedimos que debe primar el diálogo y evitar más enfrentamientos”.

El 24 de agosto, el teniente de policía Daynor Sandoval murió y tres días después dos cocaleros.

LA PAZ/Fides