El ministro de Educación, Roberto Aguilar, advirtió este jueves que los niños de La Asunta (Sud Yungas), que no están pasando clases por el conflicto por la erradicación, corren el riesgo de perder el año escolar si esa situación persiste.

“¿Cuál es el problema? Si sobrepasa un determinado límite, si sumando los días de suspensión de nos alcanza hasta el 22, 23 de diciembre, para cubrir los 200 días, la pena es que esos niños no van a poder pasar de curso”, explicó Aguilar.

El Ministro aseguró que no es una amenaza, sino se trata de las responsabilidad que debe existir con los niños, puesto que no pueden recibir una nota que no sea en base a su rendimiento escolar.

Indicó que al menos dos semanas los niños de cuatro o cinco escuelas de La Asunta están con las clases suspendidas, y que de continuar esta situación por otras dos semanas ya no se podría recuperar el tiempo perdido, aún con actitvidades en fin de semana.

Aguilar señaló que la Dirección de Educación está realizando una cuantificación de los niños afectados con la suspensión. Entretanto, los maestros deben asistir a sus unidades educativas y se les pide fotografías de su ubicación para constatarlo.

Afirmó que las condiciones están dadas para que se desarrollen las clases, pero son los padres que decidieron no mandar a sus hijos.

LA PAZ/Agencias