La Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP) nuevamente rechazó el interés del presidente Evo Morales de crear una ley contra la mentira.

A través de un nuevo comunicado, la organización lamentó que la autoridad impulse la norma “a pesar de las advertencias sobre la vulneración de los derechos fundamentales de las y los ciudadanos bolivianos, protegidos por la Constitución Política del Estado (CPE) y los tratados internacionales de los que Bolivia es signatario”.

Morales inicialmente planteó una ley contra la mentira en el pasado mes de agosto y en las últimas ratificó su decisión.

“Vamos a proyectar la ley contra la mentira, porque ya es hora de moralizar (a los medios) que cada día están con la mentira y hacen mucho daño al ser humano. Todos tenemos ética, tenemos valores y la mentira no es parte de ellos”, manifestó Morales.

La ANP recordó que la Declaración de Principios Sobre Libertad de Expresión de la CIDH señala “que la libertad de expresión no es una concesión de los Estados, sino un derecho fundamental; condicionamientos previos, tales como veracidad, oportunidad o imparcialidad por parte de los Estados son incompatibles con el derecho a la libertad de expresión reconocido en los instrumentos internacionales”.

Por ello instó al Gobierno a cumplir “la Constitución, la Ley de Imprenta y los tratados internacionales sobre derechos humanos” para de esa manera evitar un “periodo de oscurantismo”.

LA PAZ/Con datos de la ANP