Bolivia presentó contra Chile una demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en la que reclama una compensación por décadas de uso de las conocidas como aguas del Silala, que denuncia que fueron desviadas artificialmente.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció hoy la demanda ante este tribunal de Naciones Unidas con sede en La Haya en una comparecencia ante los medios en la sede del Gobierno boliviano en La Paz.

Esta demanda responde a otra que Chile presentó contra Bolivia en esa corte, reclamando que es un río internacional con derechos de uso compartido, frente al argumento boliviano de que es un manantial en su territorio desviado artificialmente hacia el lado chileno.

Evo Morales explicó que Bolivia respondió a Chile ante este tribunal con la presentación hoy de una “contra memoria” en la que diversos estudios “confirman que el caudal fluye artificialmente hacia Chile por obras de canalización del siglo pasado”.

Por ello, reclama en La Haya que se desestime la solicitud chilena en base a los argumentos históricos y jurídicos esgrimidos por Bolivia.

Además de esta respuesta en su defensa ante Chile, presentó una “contra demanda”, lo que da opción a Bolivia a actuar también como parte acusadora en este contencioso, pese a que el propio Morales había descartado esta posibilidad en junio pasado.

LA PAZ/Agencias