El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció una presunta campaña «de odio» contra sus connacionales que han emigrado hacia Colombia y Perú, en una jornada en la que estos países fortalecieron medidas para atender el éxodo de venezolanos dentro de sus fronteras.

Según Maduro, la «oligarquía bogotana» mantiene una «campaña antivenezolana de odio», al tiempo que puso en duda las cifras sobre el desplazamiento de venezolanos hacia Colombia, que esta nación cifra en al menos 1.000.000 de personas.

«Les digo a todos los (venezolanos) que quieran regresar del esclavismo económico, de la persecución y del desprecio al que son sometidos luego de que los invitaron a irse a otros países, a esos venezolanos y venezolanas, les digo dejen de lavar pocetas (inodoros) en el exterior y vengan a vivir la patria», agregó.

Maduro ofreció estas declaraciones al recordar, en un acto de trabajo transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión, que su Gobierno adelanta un plan para apoyar a los venezolanos que hayan emigrado en los últimos años y deseen regresar a su país.

«En todos los campos de la vida Venezuela es un país de oportunidades», aseveró. En tal sentido, señaló que 89 venezolanos fueron apoyados ayer para regresar desde Perú, una información que ya había ofrecido la cancillería del país caribeño.

CARACAS, VENEZUELA/Agencias

Tu comentario