“Nuestra solidaridad con las familias de las tres personas fallecidas y desde luego nuestro deseo de un pronto esclarecimiento de sus muertes y una investigación imparcial sobre los detenidos, que reine la paz, el dialogo y la concordia en esta región paceña”, indicó en conferencia de prensa el arzobispo de Sucre, Jesús Juárez.

El religioso agregó que: “Los enfrentamientos violetos que causan muerte dejan heridos, tristeza y luto en las familias, no tienen justificación y son condenables.  El entrenamiento para la violencia no se puede tolerar, es una falta de ética y moral, se tiene que fomentar la formación en valores que impulsen a una cultura de paz y entendimiento dialogo y respeto”.

Para Juárez, las autoridades tienen que garantizar la paz y desbaratar cualquier tipo de grupo irregular, pero una vez sean correctamente identificados, al igual que realizar una intervención a zonas excedentarias de producción de coca según normativas y leyes en las mismas condiciones ya sea en los Yungas o en Chapare.

También dijo que se debería asistir a toda la región de La Asunta como forma de comenzar un camino de reconciliación entre todos.

SUCRE/Loyola – Fides