El ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó la noche de este viernes que un teniente de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar) perdió la vida por el impacto de una bala y otros siete policías resultaron heridos en una violenta emboscada registrada en La Asunta, departamento de La Paz.

El teniente fallecido fue identificado como Daynor Sandoval Ortiz y según Romero, en Los Yungas presumiblemente están operando grupos de narcotraficantes extranjeros, que usan armas de grueso calibre para atacar a los policías que solamente quieren cumplir con su obligación de erradicar los cultivos de coca ilegal.

“Es una situación muy grave. Responsabilizo de la muerte del teniente de Umopar a Adepcoca (Asociación Departamental de Productores de Coca) y a la señora Carvajal de Derechos Humanos, que es patrocinadora de organizaciones criminales”, manifestó Romero, en declaraciones al canal estatal.

Calificó la emboscada como un acto “cobarde, criminal y asesina”, y anticipó que el Gobierno impulsará acciones contundentes en el plano jurídico contra los responsables intelectuales y materiales del asesinato del teniente y de la tentativa de asesinato de otros miembros de la Policía.

LA PAZ/Agencias