El embajador de Argentina en Bolivia, Normado Álvarez, indicó este viernes que no hay ninguna base militar de la reciente construcción en la frontera entre los dos países, como denunció el presidente Evo Morales.

“En la zona de la Quiaca y frontera con Villazón no hay ni base militar ni hay ningún regimiento no hay ni va la habrá. Lo que si hay es un opertaivo ‘integración Norte’, que colabora con lo que llamamos ‘Frontera Protegida’, y es para luchar contra el narcotráfico y la trata de personas”, detalló el diplomático argentino.

Detallo que solo son 50 efectivos del ejército argentino que están en la localidad de la Quiaca.

El embajador argentino dijo que el despliegue de las Fuerzas Armadas es parte de la ley de seguridad argentina, que determina el despliegue de militares para cumplir con diferentes tareas, de apoyo al resguardo de las fronteras, ayuda a las poblaciones y la construcción de algunas obras.

Álvarez explicó que este operativo se desarrolla en los tres mil kilómetros de la frontera con Bolivia y tiene apoyo de las tres fuerzas armadas argentinas, además del apoyo de tecnología como los drones.

El representante argentino recordó que entre 2012 y 2013 también se desarrolló un programa similar denominado “Escudo Norte”.

LA PAZ/Fides