El Servicio General de Identificación Personal (Segip) llevó adelante durante agosto una labor de biometrización y cedulación en el departamento de Chuquisaca, en el marco del convenio firmado con el Gobierno Autónomo Municipal de Icla en referencia del Proyecto de Gestorías Municipales.

En coordinación con el Alcalde de Icla, se acordó un nuevo ingreso a esta comunidad para documentar a las personas que requieren del servicio, trabajo llevado adelante por el brigadista Claudio Ubaldo García Cabrera, obteniendo excelentes resultados en búsqueda de la declaratoria de municipio “libre de indocumentados”.

El servicio se enfocó en la atención de la población de Chunka Cancha Baja, a dos horas de la capital del municipio. García narra que en el primer ingreso no se contó con muchos usuarios por la dificultad del transporte ya que el bus que une las rutas con Icla solo pasa dos veces a la semana, lo que imposibilitó la consecución del proyecto.

La adaptabilidad del brigadista al entorno cultural del sector es una de las cualidades que lo caracteriza. La región tiene un clima frío y las condiciones no son las mismas que en una ciudad capital o capitales de municipio, ya que se deben adecuar los ambientes que se brindan con toda generosidad.

El trabajo se lo hace de forma coordinada con la colaboración de la población, solucionando cualquier inconveniente, lo que enaltece el trabajo de García en beneficio de la población de Chunka Cancha Baja, un trabajo loable y satisfactorio sabiendo que la gente que vive en estas alejadas regiones podrá ejercer sus derechos mediante el documento más importante de todos los bolivianos: la cédula de identidad.

El trabajo de cedulación y biometrización en esta población se viene desarrollando del 13 al 19 de agosto; la Brigada trabajará posteriormente en la capital del municipio del 20 al 22 de agosto.

Icla
lcla es uno de los municipios más pobres de la provincia Zudáñez del departamento de Chuquisaca y cuenta con una población de 7.774 habitantes, una de sus comunidades es precisamente Chunka Cancha Baja, en la que viven 131 personas (según el censo de 2012). Se encuentra a una distancia de 105 km de la capital de Bolivia, Sucre. Limita al norte con la provincia Yamparáez y con el municipio Zudáñez, al este con la provincia Tomina, al sur con la provincia Azurduy y al oeste con el departamento de Potosí.

La vía de acceso es a través de una carretera muy precaria. La topografía está caracterizada por la presencia de semillanura, serranías bajas, medias y altas, y pequeñas colinas. Tiene un clima templado, con una media anual de 16°C. La población tiene origen quechua.

La mayoría de la gente se dedica a labores agropecuarias, cuya producción se destina principalmente al consumo familiar. También se destaca la confección de artesanías artísticas. Hay importantes yacimientos de mármol cuya explotación se encuentra en etapa de estudio. Asimismo, existen asociaciones de mujeres tejedoras, cuyos productos poseen motivos de la cultura yampara.

Compromiso
Con todo lo anteriormente mencionado, se denota el enorme esfuerzo de los servidores del Segip con el objetivo de cumplir con las políticas institucionales implementadas por su titular, Marco Antonio Cuba, para beneficio de los sectores que viven en zonas alejadas de los centros urbanos.

Foto SEGIP

Chuquisaca / Segip