«Este Tribunal no es una ONG, es una asociación de personas y de organizaciones interesadas en defender la Madre Tierra. ¿De dónde surge?, de Tiquipaya. El presidente Evo Morales convocó a una gran cumbre en 2014 y ahí se expidió la declaración universal de la Madre Tierra que es el marco jurídico de nuestro trabajo», explicó Alberto Acosta, miembro y representante de Ecuador en esta instancia de cuidado del Planeta.

La explicación de acosta se dio ante la permanente calificación de funcionarios de Gobierno, quienes sostienen que el Tribunal de Defensa de la Naturaleza es una organización no gubernamental (Ong) sin ninguna representación real.

Al referirse al tema de su viaje a Bolivia el ecuatoriano indicó, «lo mínimo que se puede pedir es un estudio del impacto ambiental, sabemos cuál es el impacto de una carretera en el corazón del TIPNIS,  a mí no me vengan con que va ha haber carreteras de alta tecnología».

Acosta manifestó que del  Tribunal podrá emitirse una recomendación, que recuerde al presidente Morales para que se rectifique y «haga realidad lo que comenzó en Tiquipaya».

La declaración de Tiquipaya de 2009 indica “Exigir la creación de un Tribunal de Justicia Ambiental, Climático y de la Vida, para la determinación de responsabilidades, sanciones y reparación de los daños causados al patrimonio común”.

LA PAZ/Fides

Tu comentario