El Gobierno abrió las puertas de la denominada “Casa Grande del Pueblo” para que los medios de comunicación conozcan de cerca la nueva infraestructura. Sin embargo, el recorrido parcial a las nuevas instalaciones no incluyó una visita de los periodistas a la suite presidencial.

Había gran expectativa por conocer el nuevo sitio donde trabajará el presidente Evo Morales porque durante los últimos meses se informó, mediante diversas publicaciones, que tiene gimnasio, sauna y hasta una sala de masajes.

Atrio de la Casa Grande del Pueblo. (APG)

Pero la ministra de Comunicación, Gisela López, que encabezó el recorrido parcial de los medios, volvió a negar que se trate de una construcción ostentosa y ratificó que la obra, de 25 pisos, demandó una inversión de Bs 240 millones.

Es decir, según la autoridad, el metro cuadrado del edificio sólo demandó, en promedio, mil dólares; lo que significa que el costo de la Casa Grande del Pueblo fue inferior a otras nuevas construcciones de la ciudad de La Paz.

Helipuerto de la Casa Grande del Pueblo. (APG)

En otras construcciones, “los precios oscilan entre 1.500 y 1.200 dólares el metro cuadrado. Incluso hay edificios como del BID (Banco Interamericano de Desarrollo) donde el metro cuadrado ha llegado a los 2.000 dólares porque tiene otro tipo de funcionalidad”, indicó.

Asimismo, apuntó a los políticos opositores y algunos medios de comunicación de mentir sobre el costo real del nuevo edificio.

El recorrido se limitó a los pisos donde funciona el Ministerio de Comunicación, el auditorio y el helipuerto, no se conoció las oficinas y suite presidencial, pues la ministra López dijo que no sería un oportuno.

Según la funcionaria, “el despacho del Presidente tiene una sala de reuniones grande, y dos o tres salas pequeñas de espera y reuniones”, detalló.

Auditorio de la Casa Grande del Pueblo. (APG)

LA PAZ/Fides y agencias

Tu comentario