La asamblea del magisterio de La Paz determinó que el piquete de huelga de hambre, instalado en la Casa Social del Maestro exigiendo la anulación del examen de ascenso de categoría, levante su extrema medida ante el deterioro de la salud de los huelguistas.

“Continuaremos la lucha en las calles y con las medidas de presión, exigiendo el ascenso automático y el respeto a nuestro escalafón” explicó Shirley Laura, secretaria Ejecutiva de Primaria de la Federación de Maestros Urbanos de La Paz.

Los maestros huelguistas estuvieron por más de diez días en la extrema medida. El piquete estuvo a la cabeza del secretario Ejecutivo, Leandro Mamani, quien fue evacuado en una ambulancia por presentar problemas renales por mantener la extrema medida.

La asamblea también determinó continuar con las movilizaciones una vez que se retorne a clases el próximo lunes.

LA PAZ/Fides

Tu comentario