El presidente de Bolivia, Evo Morales, admitió, la mañana de este jueves, que la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) “está en crisis”, 10 años después de su creación.

“La Unasur está en crisis, lamento decirlo”, señaló Morales en la conferencia de prensa.

La crisis del organismo internacional comenzó al no conseguir un consenso por la designación de un Secretario General, que según estatuto debe ser elegido por consenso.

Al asumir la presidencia Bolivia, en abril pasado, la Unasur recibió el “primer golpe”. Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú resolvieron no participar en el organismo por tiempo indefinido.

Después de tres meses de esa determinación, la diplomacia boliviana no consiguió reunir ni a presidentes ni a los cancilleres de Unasur para superar los problemas.

Otro hecho que debilita al organismo internacional es que el presidente de Ecuador, Lenin Moreno, solicitó la devolución del edificio, donde funciona la sede de Unasur en Quito.

Unasur fue creada en 2008 por 12 países de la región, como un mecanismo para desarrollar propuestas y programas de integración, a fin de profundizar las relaciones en el bloque regional.

LA PAZ/Fides