La responsable de extranjería en la Dirección Departamental de Migraciones en Oruro, Lidia Guzmán, informó que entre el 12 y 13 de junio pasado 14 haitianos indocumentados pretendieron ingresar al país, vía Chile, lo que fue impedido por los controles fronterizos.

“Estos señores solo portaban su documento de identidad y han ingresado a nuestro país evadiendo frontera, por eso es que nosotros hemos aplicado nuestra normativa legal y hemos procedido a indicarles la salida de nuestro país a estos señores por la frontera de Pisiga Bolívar, les hemos entregado a los funcionarios policiales del PDI de Chile”, informó según un reporte de radio Fides Oruro.

Según la funcionaria, la trata y tráfico de personas es el tercer flagelo que está afectando a la humanidad en este último tiempo, luego del tráfico de armas y el tráfico de drogas. Bajo esa realidad, sumado al informe anual del Departamento de Estado de los Estados Unidos que considera a Bolivia, junto a Venezuela y Belice como los países más vulnerables a ese tráfico, Guzmán consideró que se debe poner la mirada en la salida de bolivianos al exterior y la llegada de extranjeros a territorio nacional.

Explicó que, en Oruro, la amplia frontera con la República de Chile obliga a que los controles sean estrictos en los dos puestos de control fronterizo Pisiga y Tambo Quemado. “No es tan sencillo entrar o salir”, dijo.

Agregó que, en el caso de los bolivianos, la mayor incidencia que se tiene es con la salida de menores de edad.

ORURO/Fides

Jhonny Saravia Miranda