El Alcalde de La Paz, Luis Revilla, enfatizó la mañana de este martes que la Ley Municipal de Diversidades Sexuales, promulgada el 28 de junio, tiene el objetivo de sensibilizar a los funcionarios públicos respecto a la promoción y protección de los derechos de esta población y denunció que hay gente opuesta a la norma que busca generar movilizaciones con fines políticos.

“Me apena que haya gente que esté actuando para generar violencia y división entre los paceños sin siquiera haber leído la ley, lo que están haciendo es mentirle a la población. (…) Está claro que esta movilización tiene finalidades políticas, porque han anunciado justamente articularse con estos pseudodirigentes promovidos por el gobierno del MAS, lo han dicho claramente, van a hacer articulación con la federación trucha de vecinos que es afín al partido de gobierno”, señaló el Alcalde.

La Asociación Nacional de Evangélicos de Bolivia se manifestó en pasados días en contra de esta Ley municipal, advirtió presentar un recurso de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional Plurinacional.

Los evangélicos anunciaron una marcha para el jueves 5 julio, en coordinación con la federación de juntas vecinales afín al Movimiento Al Socialismo (MAS) y solicitar el pedido de revocatorio de mandato del Alcalde.

“En ninguna parte de la ley existen las palabras unidades educativas, por ejemplo, hay que preguntarles a estas personas a qué se oponen específicamente, ellas no van a saber qué decir, porque no han leído la Ley. Se trata de un movimiento claramente político en contra de la Alcaldía de La Paz, que no tiene ningún fundamento, ninguna base y que, por supuesto, será respondido de forma legal”, agregó el Alcalde.

La autoridad municipal explicó que en la normativa se basa en la Constitución Política del Estado (CPE) y plantea acciones de sensibilización, sobre todo en los funcionarios públicos, para atender las demandas y las necesidades de la población con diversidad sexual e identidad de género.

LA PAZ/Con datos del GAMLP

Tu comentario