El izquierdista Andrés Manuel López Obrador (conocido como AMLO) ganó las elecciones presidenciales en México, según una encuesta a boca de urna de Mitofsky que le da entre 43% y 49% de los votos, en unos comicios marcados por la violencia que dejó más de un centenar de políticos brutalmente asesinados en menos de un año.

A unos 20 puntos de distancia, con entre el 27% y el 23% de los votos, quedaría en segundo lugar Ricardo Anaya del conservador Partido Acción Nacional (PAN) y en tercera posición José Antonio Meade del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), con entre el 22% y el 26% de los sufragios.

En una rueda de prensa, Meade reconoció que las «tendencias no favorecen» al PRI y deseó a López Obrador el «mejor de los éxitos».

Los colegios electorales comenzaron a cerrar en la mayor parte de México al finalizar una jornada histórica que se ha desarrollado con relativa calma.

Después de diez horas, los centros de votación empezaron a cerrar a las 18.00 hora local (una hora más en Bolivia y 23.00 GMT) en el centro y este de México, y el cierre se hará entre una y dos horas después en las regiones occidentales del país, dependiendo de los husos horarios.

Pese a la hora oficial de cierre, el Instituto Nacional Electoral (INE) señaló que las urnas dejarán de recibir votos hasta que la última persona que se encuentre en la fila ejerza el sufragio.

Los sondeos a boca de urna podrán conocerse a partir de las 20.00 y el primer boletín oficial será divulgado a las 23.00 de la noche.
«Este es un día histórico», dijo a la prensa AMLO antes de votar.

«Nosotros pensamos que la gente nos va a dar su apoyo (…) va a lograr esta transformación sin violencia, de manera pacífica, va a ser un cambio ordenado y al mismo tiempo profundo», añadió rodeado de su esposa, sus hijos y una nube de periodistas en un centro electoral en el sur de la Ciudad de México.

CIUDAD DE MÉXICO/Agencias

Tu comentario