Después de conocer la posición de la División del Fútbol Profesional Boliviano que negó la apertura del libro de habilitaciones para el Campeonato Clausura programado como fecha de inicio para el 20 de julio, Futbolistas Asociados de Bolivia (Fabol) se fue con todo y anunció que no permitirá que comience el torneo mientras no sean atendidos como habían solicitado.

«Cuando nos reunimos con Salinas (César presidente de la Federación Boliviana de Fútbol) nos explicó que no tendríamos ningún inconveniente para que accedan a nuestro pedido, ya que es un problema de orden social, hay jugadores que terminaron sus contratos y lo que se quiere es evitar conflictos. Al colocar el tema a consideración en una reunión no cumplió con lo que se había hablado, entonces esa respuesta para nosotros no es válida», destacó David Paniagua representante de Fabol en conferencia de prensa.

El miércoles en la reunión del Consejo de la División Profesional acordaron respetar la normativa que está vigente con referencia a las habilitaciones de jugadores entre uno y otro campeonato, lo que dejó molestos a los ejecutivos de Fabol quienes «exigen» que se de paso a la habilitación de casos especiales, para de esa manera evitar que más de 10 jugadores no se queden «colgados» durante seis meses ya que no están en planes de sus pasados equipos.

La reglamentación subraya que: «Un jugador no podrá actuar en dos clubes afiliados a la LFPB (cambió el nombre por División Profesional) o a una Asociación, en una misma temporada deportiva. Se entiende por actuación, la participación del jugador en un partido oficial cualquiera fuera el tiempo de su permanencia en el terreno de juego (artículo 14)».

«Nosotros nos mantenemos en nuestra posición, pedimos la apertura del libro de habilitaciones sólo para casos especiales, caso contrario el torneo no comenzará. Pero no es el único pedido, también queremos explicar que insistimos que se debe respetar los requisitos mínimos para lograr la licencia de clubes, por tanto creemos que el campeonato no se iniciará», apuntó.

Con referencia a este tema el titular de la FBF, César Salinas, subrayó que la determinación asumida en reunión nacional, tiene «argumentos técnicos», pero convocarán a los ejecutivos de Fabol para encontrar caminos y solucionar el tema. «Son cuatro o cinco jugadores, los que quedan libres, no por ellos pararemos el campeonato, de ser así lo declararemos desierto, creo que estamos en el tema de lo irracional. Como fútbol profesional estamos defendiendo nuestros intereses».

SANTA CRUZ/APG

Tu comentario