La Sala Penal Segunda otorgó este martes detención domiciliaria a Hebert Gutiérrez, uno de los acusados de abusos sexuales en un grupo scout de la ciudad de La Paz.

La defensa de Gutiérrez indicó que la acusación contra su defendido no tenía ninguna base, pues en 2017 las mismas acusaciones fueron rechazadas por el Ministerio Público y no se inició causa por el supuesto delito de abuso deshonesto y estupro; por tanto no corresponde la detención en un penal.

Para conseguir la detención domiciliaria el acusado deberá presentar dos garantes, someterse al arraigo y no mantener contacto con ninguna de las víctimas.

Juan Álvarez a nombre de la víctimas calificó el falló como injusto y anunció una campaña para revertir la resolución de los magistrados de la Sala Segunda, además de una apelación.

A principios de años tres dirigentes del grupo scout Boliviano – Israelita, fueron denunciados por abusos a sus beneficiarios en el periodo 2004 a 2011. En la Fiscalía hay más de 20 denuncias contra los tres exdirigentes.

LA PAZ/Fides