A casi un año y medio de la muerte de la bebé Fernanda de ocho meses de vida, ocurrido en el Hogar Gota de Leche entre la noche del 21 y la madrugada del 22 de enero de 2017; su mamá, la señora Daniela Huayllas, está atravesando una verdadera odisea buscando algo que parece no llegará: un poco de justicia.

Aquella noche se suscitó una pelea con su pareja e intervino la Policía, y la niña fue arrebatada supuestamente para protegerla; y fue llevada al Hogar Gota de Leche. Horas después se reportaba su fallecimiento.

“Mataron a mi niña, fue negligencia de los funcionarios contra quienes hasta ahora no actúa la  justicia”, lamentó.

Todavía muy afectada, doña Daniela denuncia que esa noche no se respetaron sus derechos más elementales.

Daniela Huayllas, mamá de Fernanda quien era su mayor ilusión, siente que la justicia no va a llegar y pidió una vez más a los medios de comunicación, que la ayuden para que este caso como muchos otros, no quede en la impunidad.

ORURO/Fides