La decisión de la Corte Internacional de Justicia de La Haya respecto a la demanda marítima presentada por Bolivia en contra de Chile podría adelantarse para julio.

El veredicto estaba fijado inicialmente para octubre o noviembre.  Sin embargo, según lo informado por  diario chileno El Mercurio, los jueces del tribunal internacional se encuentran trabajando exclusivamente en lograr un consenso en el caso Chile-Bolivia desde la semana pasada.  A pesar de esto, no se conoce cuál es el real avance de este proceso.

Según diversas fuentes, existe cierta inquietud en la Cancillería chilena, debido a que, con la seguridad de que el fallo se produciría a fines de este año, aún existe trabajo pendiente en retomar el flujo de información a los expertos, sectores políticos y sociales del país.

Cabe recordar que existen cuatro posibles escenarios que podrían generarse con esta decisión:

La opción de que se descarte la demanda boliviana, explicando que no existe una obligación de negociar.

La segunda opción es negar la obligación, pero instando a que se resuelvan las diferencias.

La tercera es que se señale que sí existe la obligación de negociar, dando también una opinión sobre el resultado que se espera de esas conversaciones.

La última es que es que se diga que se debe negociar, pero sin referirse al resultado al que se debe llegar.  Se considera que esta alternativa es la que posee mayor posibilidad de darse.

SANTIAGO DE CHILE/Agencias

Tu comentario