El Lago Poopó vuelve a la vida después de largos meses en los que prácticamente casi se secó por completo frente a la aguda sequía que se sintió en el altiplano boliviano.

Con el caudal de aguas totalmente recuperado, el gobernador de Oruro, Víctor Hugo Vásquez, sembró más de 100 mil alevines de pejerrey, especie que lastimosamente ha desaparecido.

“La esperanza es devolverle en poco tiempo, unos ocho meses, máximo, la fauna que era característica de nuestro lago”, enfatizó según reporte de radio Fides Oruro.

“El año pasado queríamos sembrar pero preveíamos que iba a secarse y no nos hemos animado, hoy nos hemos animado porque estamos seguros que este año no se va secar, por eso hemos traído alevines de Tiquina, el Titicaca, y hemos traído alrededor de 100 mil para sembrar, si esto se convierte en carne, en ocho meses tendríamos 17 toneladas de carne de pejerrey”, acotó.

Por su parte el representante de los pesqueros en Oruro, Juan Challapa, instó a sus compañeros para que en adelante se trabaje responsablemente cuidando este patrimonio.

ORURO/Fides